A los Goliardos nos gusta comer y beber bien y de eso hemos hecho profesión
En el barrio de Gràcia desde 2001

IDEAS MADRE DEL GOLIARD

El Goliard nació por San Jorge de 2001 en los bajos de una antigua vaqueria de Gràcia. Con dos comedores uno en la tienda de la casa y otro en la antigua trastienda, el patio interior con una higuera hace de distribuidor.

La idea madre del Goliard siempre ha sido que las personas gozasen del momento con la compañía que cada uno haya escogido, pareja, família, amigos, mientras se disfruta de nuestra cocina.

En unos años cuando la cocina ha tomado altura y cuando han surgido grandes nombres en el mundo de la gastronomia, y de otro lado las grandes marcas y cadenas han abierto muchos establecimentos, nuestra apuesta ha sido la proximidad, la calidad, el trato fiel, la innovación y la calma. La calma del trabajo tranquilo, bien hecho y del placer de hacer aquello que nos gusta.

La comida que ofrecemos se basa en la cocina tradicional catalana, renovada, actual, moderna, y en platos del mundo y de la cocina internacional. El interés y la pasión por la cocina y los productos de la tierra han hecho que la mirada del Goliard viajara por doquier, aprendiendo nuevos productos, añadiendo nuevas técnicas que nos permiten ofrecer platos del mundo adaptados a nuestros gustos.

En el Goliard trabajamos un equipo de personas donde cada uno aporta su parte para dar al restaurante el carácter que tiene. Lo que compartimos és que nos gusta comer y beber y difrutamos como clientes y de eso hemos hecho profesión.

El nombre define bien la idea que tenemos del restaurante. Los goliardos eran estudiantes de las primeras universidads y monjes que colgaban los hábitos y vivian de las letras. La cultura y el buen vivir era lo que los definian. Las producciones líricas mas conocidas de los goliardos són los Carmina Burana en Centro Europa y aquí el Cançoneret de Ripoll recoge poemas de todo tipo y de muchos orígenes.